Cuenta atrás para Samaín (Halloween)

   Estos últimos días los blogs, el Facebook, las tiendas,… se llenan de referencias a Halloween. Para mi, la noche del 31 de Octubre, es Samaín y me resulta una fiesta entrañable que me une a mis raíces… os contaré por qué.

    Cuando era pequeña el Halloween era una fiesta americana que nada tenía que ver con nosotros, en casa se celebraba el “Día de todos los Santos” o “Día de difuntos” que es al día siguiente, el 1 de Noviembre. De mañana visitábamos a nuestros seres queridos que ya no están y les llevábamos flores para que supieran que los echamos de menos, y que los seguimos queriendo mucho. Al mediodía comíamos en familia y de postre nos deleitábamos con los “huesitos de santo” tan típicos de estas fechas. Y ya está, era un día triste disfrazado de celebración.

   Al hacerme mayor iba a la fiestas de Halloween que empezaban a hacerse en Vigo, no eran muchas porque para disfrazarnos ya teníamos los Carnavales… pero ir de fiesta siempre mola, así que nos disfrazábamos y a pasarlo bien!!!!

  Fué unos pocos años después cuando escuché por primera vez la palabra Samaín, una amiga me contó que Halloween no era más que el “SamhainCelta exportado a Norteamérica que había vuelto “con toda la parafernalia comercial típica de los estadounidenses”. Decidí indagar un poco más en esta historia ya que desde siempre me he sentido muy unida a la cultura Celta, probablemente porque en mi querida Galicia la huella de su paso es muy profunda. Y esto fue lo que aprendí:

   Los antiguos pueblos celtas, llegado el final de Octubre, solían celebrar una gran fiesta para conmemorar ”el final de la cosecha”, bautizada con la palabra gaélica de Samhain que significa, etimológicamente, “el final del verano”. También se consideraba el Año Nuevo Celta ya que finalizaba la temporada anual de luz y marcaba el inicio de la temporada más oscura del año, es decir, la temporada de invierno donde todo es más frío, oscuro y no es posible la siembra.

Calendario Celta

   Los celtas creían que en esta noche de Samhain las puertas que separan el mundo de los vivos y los muertos se abrían y permitían el libre transito de las almas, y otros espíritus, que por esa noche podían visitar a sus familiares vivos. Se abrían todos los portones y ventanas con el fin de que entraran los espíritus. Ahuecaban nabos y en su interior ponían carbón ardiente para iluminar el camino de regreso al mundo de los vivos a sus familiares difuntos más queridos dándoles así la bienvenida, a la vez que se protegían de los malos espíritus. También les dejaban comida preparada en un espacio a ellos destinado, con la terminante prohibición de que nadie tocara, ni tomara esos alimentos, mientras durasen los festejos. 

   Esa noche de Samhain, los Celtas atribuían a dos miembros de la tribu, normalmente los más empobrecidos, el papel simbólico de “embajadores de los muertose iban de hogar en hogar demandando la comida para los difuntos, que los demás preparaban para la ocasión,  y recibían el nombre de “tortas de almas“. Los “embajadores” se comían, como representantes carnales de los parientes difuntos, las tortas (no todas, antes de empezar dejaban parte de la comida en lugares altos, colgados en cestillas de las ramas de los árboles como ofrenda a los dioses para que permitieran la comunicación con los espíritus y les protegieran en su transito) En este caso la comida no era tabú, sino que se convertía en una manifestación de solidaridad, a la par que un fortalecimiento de la tribu.

Samhain

   Después de conocer todo lo que os he contado sobre la tradición Celta de Samahin llegué a la siguiente conclusión: Halloween no es otra cosa que la conversión de esta fiesta ancestral a la sociedad de ocio actual. Para mi Halloween tiene el mérito de haber mantenido viva la tradición celta hasta nuestros días, aunque ya no se ahuecan nabos sino fabulosas calabazas con las que se hacen verdaderas obras de artesanía y la vieja tradición de ir a buscar las tortas de almas hoy es representada por los niños que van de casa en casa pidiendo dulces. Con todo la fiesta mantiene ese aura mágica y misteriosa en la que personajes terroríficos y hechizados (brujas, fantasmas, duendes y espíritus) salen de sus cuentos de leyenda para mezclarse entre los mortales que se preparan con disfraces, bromas, pelucas, pinturas, y películas de terror para recibirlos, todo ello bajo un ambiente festivo y de buen humor.

   Por todo lo dicho me gusta mucho la noche de Halloween, para mi la noche de Samhain o Samaín (adaptación al gallego de la palabra gaélica). Porque soy una mujer gallega. Una mujer celta. Y en Samaín me siento más unida a mis raíces.

samhain

   Espero que os haya gustado este post un poco atípico y

     ¡¡¡Qué tengáis un gran día!!!!

Fuentes: Arquehistoria, Universo Celta, A Cova da Meiga

Anuncios

2 pensamientos en “Cuenta atrás para Samaín (Halloween)

  1. Gracias por compartir la información.Celebro como cristiana el Día de todos los Santos y el Día de los Difuntos. Pero ahora también celebro Halloween. Se ha convertido en una fiesta comercial, pero qué no lo es ahora? Decoro la casa, veo las pelis de terror…vamos en plan americano pero sin salir a por caramelos por la calle, jaja.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: